En el siglo XVIII, los relojes del artesano John Harrison resolvieron el problema que tenían los marineros para calcular la longitud en sus travesías por el mar. En su momento afirmó que era capaz de construir un cronómetro que se retrasara menos de 1 segundo en 100 días, afirmación que fue ridiculizada por sus contemporáneos.

Antes de morir dio las instrucciones para poder construirlo a pesar de que algunos creyeran que se había vuelto loco ya que tal logro usando la tecnología de la época resultaba una empresa casi imposible. 250 años después de proclamar tal afirmación, los técnicos del observatorio de Greenwich han anunciado que un reloj construido con las instrucciones de John Harrison ha corroborado las palabras de este relojero del siglo XVIII.

Leer noticia completa:   El tiempo da la razón al relojero Harrison

 

Write your comment here ...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR