T25 es el nombre de la primera pieza impresa en 3D autorizada por la Administración Federal de Aviación de EEUU para ser montada en aviones comerciales, concretamente es el alojamiento del sensor de temperatura del compresor de un motor GE90-94B de General Electric impreso con una aleación de cobalto-cromo en polvo y un sistema láser. GE tiene la previsión de montar esta pieza en unos 400 motores de la serie GE-90 que están actualmente en servicio.

 

tumblr_inline_nmtbaecc9n1qzgziy_500

 

En el artículo The FAA Cleared the First 3D Printed Part to Fly in a Commercial Jet Engine from GE de donde se ha extraído la información, se comentan sus planes sobre el uso de la impresión 3D para la impresión de inyectores de combustible y cámaras de combustión. Las ventajas de esta tecnología sobre los métodos de fabricación convencionales, de las cuales se va a beneficiar por ahora el sector de la aviación comercial, son reducción de costes, tiempo de producción, material y peso de la pieza mientras que aumenta la precisión, la durabilidad y el rendimiento del sistema del que forma parte la pieza.

 

Write your comment here ...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR